En el año 1970 el Sr.David Mech escribió el libro “El Lobo. Ecología y comportamiento de una especie en extinción “hablaba de las conclusiones a las que llegó después de estudiar una manada de lobos en cautividad. En dicho libro afirmaba que estos lobos peleaban por la jerarquía y la dominancia y que el que ganaba todas la batallas era el Lobo alfa estableciendo así niveles de dominancia beta, gamma, etc. El Lobo alfa era el que dominaba sobre todos los demás que debían rendirle sumisión.

Años más tarde y, después de observar y estudiar a manadas de lobos en libertad, pidió perdón a la comunidad científica reconociendo que la teoría de la dominancia y sumisión es incorrecta ya que en las manada naturales no hay ni machos alfa, ni beta….son familias y se comportan como tales, los padres son los que dirigen y los hijos aprenden por imitación de ellos. Los progenitores cuidan de la prole, de su alimentación, de su desarrollo, de que conozcan los límites, etc.

Cuando hay mucha comida, comen todos juntos a la vez, si esta es escasa y la madre está criando una nueva generación de lobeznos, la hembra es la primera en comer y así llevar la comida a los pequeños cachorros regurgitándola. Si queda comida, comerá el padre y posteriormente las distintas generaciones que permanezcan en el grupo.

Las manadas pueden llegar a estar compuestas por incluso 20-30 individuos. Cuando algún lobo joven siente la necesidad de formar su propia manada, no se enfrenta a su padre, si no que abandona la manada y se convierte en un lobo solitario en busca de pareja para iniciar una nueva manada.

Resumiendo:

-Un perro no es un lobo

-El objetivo de los perros es la relación y convivencia en armonía (no dominar), por tanto, su mayor prioridad es evitar conflictos.

Ey!! Si te gustamos, no olvides compartirlo!!